Planificar el nuevo año

El año 2014 está agotando sus últimas semanas. Es el momento de echar la vista atrás, de hacer balance de cómo nos ha ido el año y, sobre todo, de empezar a pensar en el año que está en ciernes. No esperes más. Empieza a preparar hoy mismo el nuevo año con nuevos propósitos y determinación para que el 2015 sea un año excepcional

¿CUÁLES SON TUS PROPÓSITOS PARA 2015?

El final de año se acerca y, con él, llega la hora de hacer balance del año que se empieza a ir y, sobre todo, de definir los objetivos comerciales que queremos hacer realidad en 2015. Dos ejercicios necesarios y complementarios. Solo encararemos bien 2015 si revisamos honestamente lo que hicimos bien, las cosas que podemos mejorar, los errores que cometimos y las cosas que pudimos hacer de otra manera.

√ No esperes más. Empieza a preparar hoy mismo el nuevo año con nuevos propósitos y determinación.

GClinkedin10NSi quieres que 2015 sea un año excepcional lo primero que tienes que hacer es estar totalmente enfocado y concentrado. Resuelve los problemas personales que te pueden distraer y consumir parte de tu energía. Ahora es el momento de abordarlos y solucionarlos y de tomarte un tiempo para clarificar cuáles son tus verdaderas expectativas laborales y el futuro al que aspiras como profesional.

√ Solo con la mente clara, concentración, compromiso y buena predisposición conseguirás la excelencia profesional.

Una vez empiece el nuevo año volverás a estar de lleno en la vorágine del día a día. Aprovecha lo que queda de 2014 para evaluar tus oportunidades de negocio para el 2015. Es una tarea complicada pero totalmente necesaria. Lo más seguro es que no consigas hacer realidad todas tus expectativas comerciales.

√ Para evitar una posible sensación de fracaso y mantener viva la llama de la motivación durante los próximos 12 meses, ponte unos objetivos comerciales que sean realistas y alcanzables.

Para alcanzar estos objetivos quizás necesitarás reciclar o renovar tus capacidades profesionales. Analiza de dónde vienes y adónde quieres ir y designa un par de habilidades que quieras mejorar y que te hagan mejorar el año que viene. El mercado y los clientes cambian constantemente exigiendo a los profesionales una formación y adaptación continua a la nueva realidad.

√ Organiza tu tiempo para hacer realidad esta mejora profesional. Además de mejorar tus capacidades, la adquisición de nuevas habilidades mejorará tu autoconfianza, tu motivación y, como no, tu rendimiento.

Con la mente dispuesta y los objetivos definidos, el tercer paso para que 2015 sea un buen año es intentar eliminar los malos hábitos que se repiten año a año y que pueden entorpecer que tus objetivos se hagan realidad. Unos malos hábitos que son los pecados capitales de todo comercial:

√ perder el control ante las adversidades (ira),
√ no reconocer el trabajo de tus compañeros o colaboradores (soberbia),
√ evaluar constantemente a los demás (envidia),
√ querer ganar a toda costa (lujuria),
√ apuntarse los méritos de otros (avaricia),
√obsesión por ‘comerte’ los objetivos (gula) o
√ excusarte o justificarte constantemente (pereza).

Finalmente y con todas tus capacidades a punto, el siguiente paso es identificar las personas que te pueden ayudar. Jefes de equipo, trabajadores por cuenta ajena y comerciales por cuenta propia… por muchas cualidades y capacidades que tengamos, siempre habrá una persona de la que extraer un conocimiento positivo, ya sea directa o indirectamente y ya sean mentores, posibles nuevos socios o fuentes de referencia. Identifícalas, intenta acceder a ellas y, si eso es imposible busca en Internet sus publicaciones, sus conocimientos, su experiencia.

Publique su comentario